viernes, 26 de septiembre de 2014

Y aunque la vida ponga, tierra de por medio, la haga seca, dura, árida y cuarteada. Siempre quedará nuestra agua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada